LLEGÓ MI MOMENTO

Llegó mi momento. Todavía es de noche. Son las siete menos diez y dejo el reloj de pulsera, el que me dio mi padre, sobre la mesita que compré en el rastrillo hace dos navidades por aquello de ayudar... y porque me gustaba. Sereno, me dirijo hacia ella sin titubear. Sigue ahí, en el centro de la habitación bajo la viga central (la que hace seis desde la ventana), donde la coloqué anoche. Cuidadosamente, delante de ella, me recompongo la corbata, remeto la camisa por el pantalón y me aliso el pelo con las manos. Por fin me subo sobre ella y permanezco inmóvil durante unos instantes. Mientras me dispongo, noto como cojea un poco: es el suelo, como siempre. Suspiro profundamente antes de darle la patada y escucho el ruido seco que devuelve al golpear contra el suelo. Ahora todo esta oscuro, en silencio.
Safe Creative #0903062705688

Publicado bajo el título "texto2 Versión3)"
en el Nº14 "Silla" de Salamandria Revista Literaria de Este Sur,
durante la primavera de 2004.