CADA NOCHE, MIENTRAS DUERME

Cada noche, mientras duerme, se transforma menguando y volviendo a sus 8 años, siempre con los párpados cerrados y los ojos inmersos en la danza imposible y noctámbula. Un mechón suyo cae sobre la frente de un rostro ahora más cándido. Está acurrucada bajo la colcha blanca y la manta marrón de ositos azules. Yo la miro y permanezco feliz ahí, con ella, en todo su momento REM.
Safe Creative #1006266677801