aQueL iNSTaNTe

aquel instante
de fresco azul ultramar
entró en mi piel
y abrió mis ojos,
que miraron infinitos
entre volantes cortinas
al palpitante vacío detrás de la ventana;
en su trayectoria
una estrella fugaz se cruzó
que tiró de mí
y me trajo hasta ella
en su yaciente momento rem